Cargando…
cafes de africa

El origen del café: Cafés de África

A pesar que África tiene poco peso en el comercio mundial ya que sus exportaciones son muy bajas en relación al resto de países, es un país que tiene una gran dependencia de productos como el café. La agricultura es la base de la economía africana y en países como Etiopía, Tanzania o Uganda la exportación de productos agrícolas como el café, supone un importante porcentaje de los ingresos totales del país (en torno a un 20%).

Son multitud los países africanos que producen este manjar, pero aquí vamos a hablar, tanto por su importancia y volumen de producción como por la calidad de los granos, de cuatro países: Etiopía, Tanzania, Kenia y Camerún.

A pesar de que el clima de Tanzania no es el más adecuado para el cultivo, la calidad de sus tierras hace crecer un grano especial, con un distinguido aroma y una alta acidez. Curiosamente, a pesar de que el café es uno de los productos estrella de la agricultura del país, apenas existe entre costumbre de beberlo, siendo difícil encontrarlo en bares y restaurantes.

Etiopía es el principal productor africano de la variedad arábica. El tipo de café que se recoge varía mucho según la zona donde se cultive, por lo que podemos diferenciar dos variedades: el grano de cuerpo medio con matices afrutados y sabor fuerte, y el grano de cuerpo ligero con tonos florales y cítricos y de sabor asombroso. En este país se presume de usar el café como bebida centenaria en grandes ceremonias para así celebrar el camino de la vida.

El café de Kenia es considerado como uno de los mejores del mundo. El clima, el suelo y la topografía hacen que este oro negro tenga unas características inconfundibles: un alto contenido de acidez y un sabor intenso recogido en un aroma peculiar. Los keniatas tradicionalmente separan los granos de café según tamaño y así se forman las diferentes variedades de éste. El más famoso es el Kenia AA, conformado por los granos de mayor tamaño.

En Camerún, la gran mayoría del café producido es de gama robusta. Ideal en las mezclas para expresso, su cuerpo denso, sabor fuerte y amargo y su alto porcentaje de cafeína, hacen que el café camerunés sea muy demandado a nivel mundial.

Deja un comentario